Programas


Apoyaremos el protagonismo de la sociedad, promocionando y llamando a la participación ciudadana como clave para lograr una efectiva descentralización y promoción de un liderazgo que asuma la responsabilidad de los cambios que Guatemala requiere. Respaldará una política penal más severa contra la delincuencia y el crimen organizado en cualquiera de sus manifestaciones, basándose en un sistema judicial eficiente. Abogará por una comunidad internacional que dentro de un ambiente de paz observe un irrestricto respeto por el reconocimiento y defensa de los derechos humanos. Se respetará incondicionalmente la libre autodeterminación de los pueblos y la soberanía de las naciones. Asumimos y nos comprometemos plenamente en nuestro quehacer político, constitución y dinámica interna a aplicar y reflejar la realidad multiétnica, pluricultural y multilingüe de Guatemala


a) Programas Políticos

El partido político CAMBIO propugnará por un sistema de Gobierno Republicano Democrático y Representativo velando por una real y efectiva independencia de poderes del Estado. Centrará todas sus políticas y esfuerzos por alcanzar el bien común en un marco de defensa permanente del entorno ambiental, de la protección de los recursos naturales, de una explotación racional de los recursos renovables, dado el impacto económico de los mismos en el desarrollo humano. Promoverá el respeto a la vida desde su concepción, la igualdad y libertad de las personas como derechos intrínsecos que son del ciudadano, dentro de una auténtica democracia, así como la libertad de expresión, de credo, de reunión y manifestación, y cualquiera de las garantías constitucionales. Seremos portavoces de los guatemaltecos y atenderemos sus justas aspiraciones y la satisfacción de sus múltiples necesidades.

Trabajaremos por la legitimidad del Estado frente a la sociedad y sobre todo, ante las nuevas generaciones. Centraremos el compromiso de implementar y estimular el ejercicio de gobierno para instrumentar políticas públicas que respondan a las demandas y necesidades de nuestra población. Para lograr esto, estamos conscientes que es necesario contar con el marco jurídico que permita la existencia de gobiernos representativos, honestos, responsables, consecuentes y democráticos en su actuar. Formaremos un gobierno transparente, eficaz, eficiente que en un marco de honorabilidad, que logre recuperar la confianza en la clase política y se convierta en la fuerza que obtenga los cambios que permitan una Nación en donde todos sus habitantes obtengan igualdad de oportunidades para su desarrollo y bienestar. Nos esforzaremos porque los consensos sean impulsados y respetados por la mayoría de los actores sociales y políticos, a sabiendas que el gobierno y la sociedad son partícipes del proceso de consolidación democrática como mecanismo para generar gobernabilidad, confianza y estabilidad en el país.

Fortaleceremos las instituciones del Estado y promoveremos su solidez, libertad y buen desempeño, así como la de las organizaciones sindicales, gremiales y empresariales, por considerar que solo con la colaboración de consenso de todos los sectores de la sociedad, se logrará un desarrollo real, equitativo y firme sin menosprecio a ninguna expresión de organización social. Impulsaremos la reforma del Estado, su institucionalidad y estableceremos los mecanismos que logren la profesionalización de los empleos públicos en todos los niveles del gobierno, como un medio eficaz de obtener la tecnología adecuada para el mejoramiento de la burocracia estatal. Nos caracterizaremos por la promoción del dialogo incluyente y respetuoso que represente la atención y tolerancia hacia las posturas divergentes entre todos los sectores de la sociedad, a fin de lograr un consenso común que conlleve a una efectiva planificación participativa de los sectores que con sus proyectos buscan satisfacer también las necesidades del país y sus habitantes.

Contribuiremos al desarrollo de las personas promoviendo oportunidades reales, para afirmar nuestro compromiso en la promoción de la competencia política, económica y demás ámbitos sociales, sin importar diferencias de condición social, edad, género, etnia, capacidades diferentes, religión, ideología o cualquier otra expresión de diferenciación entre los guatemaltecos.

Estamos conscientes que uno de los problemas más graves que afectan la vida política y el desarrollo del país es la corrupción y que por consiguiente es indispensable su eliminación desde sus cimientos, para recobrar la credibilidad y confianza, que permita alcanzar la participación de los ciudadanos en un marco de eficiencia, transparencia administrativa y ética, como ejes de la gestión gubernamental y lograr los cambios en la administración pública que los ciudadanos demandan del Estado. Concebimos la política y el servicio público como una actividad profesional dentro de un marco estricto de valores éticos, de responsabilidad social, respeto a la autoridad y las instituciones, sustentadas sobre la base individual de la vocación de servicio. Respaldaremos al aparato coercitivo del Estado en apego al Estado de Derecho con responsabilidad, para hacer posible la sanción eficaz de las conductas ilegales mediante la aplicación de la ley y la justicia y el respeto a las garantías constitucionales de los ciudadanos.

Estamos firmemente convencidos del papel protagónico, de la participación de la sociedad civil en la prevención del delito. Afirmamos nuestro compromiso ante la sociedad por luchar contra la violencia y la inseguridad. Garantizamos el orden público, la protección y defensa de los ciudadanos, para terminar con la crisis de seguridad y administración de la justicia. Por lo tanto, ejecutaremos acciones concretas para luchar frontalmente en contra del crimen organizado y la delincuencia común en todas sus manifestaciones. Entendemos que se debe recuperar y promover una imagen positiva del país mediante una política exterior de respeto y solidaridad con el bienestar y desarrollo internacional y para ello nos comprometemos a impulsar la participación en los distintos foros internaciones, económicos, políticos y sociales en favor de un modelo de multilateralismo legítimo en el que participen los Estados, Organismos Internacionales, Organizaciones No Gubernamentales y actores sociales, para hacer frente a los diversos temas de interés que afectan a la comunidad internacional en su conjunto y que deben ser solucionados con la suma de voluntades de los Estados.

Desarrollaremos una política exterior de promoción de la solución de los conflictos a través del diálogo, apoyando y participando activamente en las acciones orientadas al mantenimiento de la paz mundial. Construiremos una relación basada en el respeto y la cooperación con la comunidad internacional. Creemos en la integración centroamericana como la oportunidad real para que en conjunto se enfrenten a los retos y problemas comunes desde la fortaleza que nos da el actuar colectiva y coordinadamente en busca del bienestar de todos los habitantes de la Región.


b) Programas Económicos

Promoveremos una economía de libre mercado como modelo económico viable, donde estas fuerzas se entrelacen para perfeccionarse unas con otras, por lo que seremos exigentes con los órganos de gobierno en lo que respecta a la corrección de las distorsiones del mercado y erradicación de los abusos de los agentes económicos, como base de una economía próspera generada por el libre mercado. Estamos conscientes que el desempleo es uno de los principales problemas que afectan a la sociedad, con una mayor preocupación en lo que respecta a la juventud de nuestro país. Consolidaremos el Desarrollo Rural, apoyando prioritariamente a los pequeños productores, promoviendo la organización de cooperativas y organizaciones agrícolas campesinas, el acceso a la tecnología, el financiamiento, el uso de fertilizantes orgánicos, las buenas prácticas agrícolas, la capacitación para desarrollar cultivos más rentables y el apoyo efectivo para facilitar el acceso de sus productos a los mercados, tanto locales como internacionales. Apoyaremos las alianzas entre el sector empresarial y el gubernamental para incentivar la inversión productiva, el empleo formal y el desarrollo empresarial y laboral de los guatemaltecos.

Formularemos políticas eficaces para hacer más competitivos local e internacionalmente a los sectores productivos, asimismo para que internamente el clima de negocios sea propicio para la inversión nacional y extranjera, considerando a la libertad de empresa como un fundamento especial y de suma importancia en el desarrollo económico y financiero del país. En tal virtud, trabajaremos por la creación de las condiciones de estabilidad y seguridad financiera que den certeza y seguridad jurídica a los inversionistas nacionales y extranjeros que promueven el establecimiento de nuevas empresas en el país, respetando nuestra soberanía e independencia nacional. Promoveremos el conocimiento y aprovechamiento de los tratados de libre comercio vigentes y la negociación de nuevos acuerdos con socios comerciales estratégicos. Fortaleceremos la capacidad del Estado para atender los posibles conflictos internacionales en materia comercial, laboral, ambiental, y de inversiones.

Haremos un mejor aprovechamiento de nuestros recursos naturales, de la riqueza cultural y arqueológica para promover al país como un destino turístico único en el mundo y de primera categoría. Impulsaremos de forma consensuada, una reforma en el ámbito fiscal que tenga como centro de sus acciones el fortalecimiento de las finanzas públicas estatales y municipales para garantizar así la capacidad económica del gobierno para atender sus obligaciones en materia de inversión social, seguridad, recuperación y mejoramiento de la infraestructura y servicios, en beneficio de toda la población a través de la implementación de políticas públicas que tiendan a la disminución de las desigualdades entre los diferentes segmentos de la sociedad guatemalteca, con especial atención para los sectores más vulnerables. Impulsaremos una adecuada, transparente y austera utilización de los impuestos, con el fin de estimular el consumo, ahorro e inversión, produciendo con ello un mayor crecimiento económico, empleo y recaudación, optimizando la recaudación, y generando confianza en el uso de los recursos del Estado, a través de la correcta ejecución del gasto público.

Desarrollaremos las políticas públicas y leyes que afronten el contrabando y la defraudación aduanera hasta lograr su total erradicación, para contar con una competitividad real, en el mercado nacional y contar con los recursos que le permitan al Estado hacer frente a las grandes necesidades de los guatemaltecos. Garantizaremos la certeza y seguridad jurídica registral de la propiedad privada para la tranquilidad de la población guatemalteca. Impulsaremos la producción dentro de un marco de respeto a los recursos naturales, especialmente los renovables, que permitan el cambio dentro de los sectores que deben fortalecerse para el acceso a fuentes de energía a precios adecuados y dentro de un esquema que nos asegure la sostenibilidad en el mediano y largo plazo para toda la población. Privilegiaremos la generación de energías limpias y de fuentes renovables, así como el uso racional y eficiente de la energía. Para el recurso no renovable, se velará estrictamente por el cumplimiento de las leyes que rigen su explotación, atendiendo especialmente la protección del medio ambiente, la salud de las personas y la obtención de beneficios reales para el Estado y las comunidades de las cuales se extraen los recursos.


c) Programas Sociales

Estamos firmemente conscientes del papel fundamental de la familia tradicional como génesis primario y fundamental de los valores espirituales y morales de la sociedad, por lo que se promoverán leyes para su protección, preservación e integración, la igualdad de derechos de los cónyuges y la paternidad responsable, sin dejar de lado el especial rol que tiene que desempeñar el Estado, en lo referente a la protección de aquellos niños que viven en las calles, maltratados o sin la manutención y el cuidado de sus padres a que tiene derecho, promoviendo con rapidez y celeridad políticas públicas encaminadas a restituir esos derechos que les han sido vulnerados, atendiendo siempre el interés superior de los menores. Se trabajará con especial ahínco en una reforma educativa que asegure el mejoramiento de la cobertura y la calidad del sistema educativo, con la meta de mejorar los indicadores de años de escolaridad y años esperados de escolaridad de la población guatemalteca que nos sitúa en el peor nivel de América Latina, para lo cual se destinará un mayor porcentaje del PIB para la educación.

Se implementarán espacios de coordinación entre el Estado, los maestros y los padres de familia para formar a las nuevas generaciones, a fin de que la educación se asuma como una responsabilidad compartida, eficiente, funcional y equitativa para todos sin excepción; afrontaremos con especial dedicación el problema del analfabetismo para su erradicación definitiva y como un primer paso impulsar la educación de la población. Velaremos por el derecho a la salud de la población, creando un Sistema de Salud que garantice el acceso a los servicios que promuevan la Prevención y Recuperación de la Salud, con calidad, equidad, eficiencia, solidaridad y trato humanitario. Implementaremos una Política Pública que asegure la producción, disponibilidad y acceso a los alimentos de calidad indispensables para garantizar el logro de la Seguridad Alimentaria y Nutricional como un derecho inherente de todos los guatemaltecos, especialmente para la atención de la primera infancia y reducir de forma significativa la desnutrición infantil tanto crónica como aguda y la mortalidad infantil. Trabajaremos en la modernización y ampliación de cobertura del Sistema de Seguridad Social, misma que debe responder a las necesidades de salud y previsión de todos los trabajadores del país, así como la de sus familias, como una herramienta clave para el desarrollo económico y social de este importante sector de la población. Promoveremos políticas de pleno aprovechamiento de los recursos nacionales y de las capacidades técnicas o profesionales de los guatemaltecos para que no tengan necesidad de emigrar. Garantizaremos la intervención del Estado en la defensa de la dignidad de nuestros compatriotas en condición de migrantes, el respeto de sus derechos humanos y el acceso a servicios públicos en los países donde se encuentren. Estamos conscientes de nuestra obligación de luchar por el reconocimiento y ejercicio pleno de los derechos de los migrantes, por su seguridad jurídica, laboral y su integridad personal. Garantizaremos firmemente el respeto y la tolerancia a los demás, como un precepto fundamental de los valores de conducta que deben regir el comportamiento de la sociedad para el logro de una convivencia en paz, de ahí que proscribiremos y no permitiremos cualquier tipo de discriminación. El conocimiento pleno de nuestra realidad nacional nos conduce a impulsar la formación de liderazgos fuertes y técnicamente capacitados. Velaremos por el respeto a la libertad de emisión del pensamiento, fortaleciendo la libertad de prensa y la transmisión de información de manera verídica, transparente y objetiva.


d) Programas Culturales

Para el Partido Politico la cultura es la forma común de aprendizaje de la vida, que compartimos, entendemos y valoramos como un sistema congruente, funcional e integrado, en el que se respeta al individuo sin importar su origen y creencias como parte de nuestra sociedad, por ello especialmente haremos énfasis en el respeto a la cultura de los pueblos indígenas, garífunas y xincas, tanto en lo que a la persona se refiere, como a todo aquello que representa su patrimonio cultural, sitios arqueológicos, sitios sagrados y todo aquellos que le garantice su identidad individual y colectiva. La cultura es para nosotros la forma de ser y de sentir del pueblo, con patrones de comportamiento sociales, determinados por los valores y creencias comunes que se tienen y determinan nuestra conducta como grupo social. Comprendemos los valores espirituales en su sentido más amplio, como idea significativa o ideas-fuerza compartidas por las personas que integramos la sociedad guatemalteca.

Es por ello que vemos al gobierno como un medio, un factor que impulsa a los ciudadanos a participar plenamente del hecho cultural, político, social y económico del país, como parte inseparable de sus vidas, como una necesidad básica que hay que atender cada día. Confiamos en el desarrollo de una cultura democrática que preste apoyo directo a las iniciativas que nacen de los ciudadanos, facilite su expresión y sea puesta en práctica, en estrecha colaboración con la labor cultural que lleven a cabo los propios individuos y las diferentes instituciones que contribuyen a una sociedad civil avanzada. Creemos en un gobierno que no puede erigirse en único promotor o gestor cultural, hasta el punto de anular la voz de la sociedad a la cual sirve y que debe, por el contrario, utilizar todos los recursos humanos y materiales a su alcance para fomentar la creatividad y el esfuerzo de la sociedad en el campo de la cultura.


e) Programas Étnicos

Guatemala, es una sociedad Multiétnica, Pluricultural y Multilingüe, donde conviven pueblos mayas, xincas, garífunas, ladinos, y otras identidades, lo cual se refleja en una gran diversidad étnica, lingüística, y cultural, con distintas costumbres, necesidades, y visiones sobre la vida que cada grupo pretende desarrollar. Reconocer esta diversidad, tomando en cuenta también las grandes desigualdades históricas, como la exclusión, el racismo y la discriminación estructural, requiere de un compromiso racional y emocional para comprender todas estas visiones con profundo respeto. Promoveremos una actitud y un esfuerzo intercultural, comenzando por privilegiar el diálogo y el respeto de las diferencias que tiene cada grupo étnico, y sobre esa base, se necesita la implementación de políticas multiculturales para potenciar cada una de esas diferencias e identidades propias, erradicar la discriminación y reconocer nuestras diferencias, todo ello con base en la reciprocidad y la búsqueda de un marco común para encontrar soluciones.

Construiremos nuestra identidad nacional dentro del marco de la diversidad étnica, garantizando mayor presencia del Estado, refundando su posición frente a esta pluriculturalidad, de manera que se garantice el dialogo, y la convivencia intercultural, y se asegure con esto el respeto a cada identidad, étnica, lingüística, o cultural, y que estas condiciones reflejen nuestra capacidad como Estado para implementar políticas multiculturales en beneficio de estos grupos étnicos, así como promover condiciones políticas, económicas y sociales para garantizar la integración de los pueblo indígenas a la vida nacional en todas sus manifestaciones y buscando siempre la creación de espacios democráticos para el desenvolvimiento y participación de todos los ciudadanos;


f) Programas de Género

Estamos compenetrados que es de vital importancia el papel que la mujer debe desempeñar y que debe ser considerado como un eje fundamental para el logro efectivo de los cambios sociales que nuestra nación requiere, por lo que deben impulsarse los programas necesarios encaminados a que la mujer sea el pilar del desarrollo familiar y por ello se promoverá la igualdad de género y la activa participación política, cívica y social de la mujer. Somos respetuosos de la igualdad de género, ya que se considera fundamental para un Estado desarrollar a plenitud la capacidad de todas las guatemaltecas, esto mediante la obligatoriedad de implementar políticas públicas justas tendientes a eliminar la desigualdad, en los ámbitos laborales, sociales, culturales, educativos, económicos, y políticos, imponiendo al Estado garantizar el acceso a esta igualdad, y que ello conlleve brindarles autonomía, protección, y la certeza de ejercitar sus derechos en igualdad de condiciones, en ese sentido se impulsarán políticas públicas con enfoque de género, para generar igualdad en estos contextos sociales, con la finalidad de eliminar las brechas históricas de desigualdad, fundamentándose en la práctica diaria de la igualdad, y las necesidades que esta conlleva.

En consecuencia, la exigibilidad de implementación de estas políticas y su acceso está garantizado, considerando mediante estas sentar las bases para una transformación significativa e histórica, y así generar los cambios sociales necesarios para una efectiva y real igualdad de género.